diumenge, 13 de maig de 2012

McQueen, por siempre







Mágia. Eso es todo lo que para mí representa Alexander McQueen. 
Durante mis primeras clases en Saint Martins no hacian más que imaginarme a Alexander entre esas paredes.
Alexander McQueen no era un simple diseñador que viste maniquies, era un mago de la aguja que creaba sueños que se pueden vestir. Sus vestidos son fantasías sacadas de la mente de un futurista, de una persona magnífica y especial.

La diferencia, eso es lo que caracterizaba a Alexander. Cuando todo el mundo rechazó a Kate él subió a su pasarela en un grito de ayuda para la modelo. Todos cayeron a sus pies.

Por siempre, Alexander McQueen.




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada